Limpieza profesional

La limpieza se ha convertido en algo indispensable para cualquier negocio

La crisis sanitaria que estamos viviendo este 2020 hace que todos tengamos que modificar comportamientos y costumbres sociales para salvaguardar la seguridad, el llamado distanciamiento social que evita contagios.

Durante los meses de marzo y abril la vida se paró casi por completo, pero es imposible mantener ese estilo de vida por un tiempo prolongado por lo que se crearon protocolos de comportamiento para poder volver a recuperar movimientos y actividades, pero intentando que estas sean lo más seguras posibles.

Los negocios reabrieron sus puertas y todos tuvieron que adaptarse a la llamada “nueva normalidad”, distancia entre los clientes, dispensadores de gel hidroalcohólico, desinfección de mesas, sillas, pomos de puertas, etc. Todo ello esencial para evitar focos de contagio y no provocar nuevos cierres para las empresas que en muchos casos serían catastróficos.

A pesar de ello nos vemos inmersos en una segunda ola que afecta a toda Europa y que en muchas zonas de la geografía española ha vuelto a obligar al cierre de la restauración, uno de los sectores más castigados en esta crisis. Para todos estos negocios la situación es extrema, tienen que seguir haciendo frente a pagos como el alquiler, facturas de luz y agua, sueldos; y cuando puedan volver a abrir seguirá siendo con mitad del aforo y con mayores gastos al tener que mantener una mayor higiene.

El Gobierno Central y los Gobiernos Autonómicos buscan reducir la presión sobre estas empresas y autónomos, en algunos casos se retrasa el pago de los alquileres o facturas de agua y luz, se dan ayudas como los ERTE, donde el Gobierno paga parte o todo el sueldo de los empleados. A pesar de ello en muchos casos no está siendo suficiente, son muchos los locales que se ven con el cartel de “Se Vende” o “Se Alquila”, bares, restaurantes, tiendas de ropa, fruterías… Son muchos los que han caído durante estos meses de incertidumbre.

Los que hasta el momento continúan abiertos hacen números, durante los próximos meses la situación continuará de forma similar, habrá numerosos protocolos y hay riesgo de que se pueda volver a solicitar el cierre de ciertos sectores. Muchos ven que necesitan contar con más ayudas para poder pagar gastos y contar con el material de higiene para abrir sus tiendas y que estas sean seguras para sus clientes. Otros tienen que contratar servicios de limpieza y mantenimiento para disponer de las condiciones ideales para atender a las personas que acudan a sus negocios.

Una forma de poder hacer frente a todos estos gastos es contar con una empresa de descuentos de pagarés online, de este modo se consigue una financiación inmediata para poder pagar las facturas más urgentes. Así, se fija un vencimiento del pagaré para hacer frente a dichos gastos en una fecha donde sea más cómodo poder realizar los pagos.

Esta situación finalizará algún día, lo importante es ayudarnos entre todos a contener el virus y a su vez ayudar a los negocios y empresas a que se mantengan abiertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: