cáncer de mama

Hallan una nueva técnica para el cáncer de mama

Desde tiempos inmemoriales tanto mujeres como hombres han tenido que luchar contra el cáncer de mama, incluso antes de que el término para denominar a esta enfermedad existiese. Las personas se someten a cantidades de tratamientos como quimioterapias y/o radioterapias para eliminar cualquier célula cancerosa que esté alojada en el tejido mamario o en otros.

Los pacientes que padecen cáncer de mama se han visto en la necesidad de recurrir a las nuevas alternativas que propone la ciencia para ayudar a combatir esta enfermedad.  Buscando además, evitar exponerse a tratamientos muy abrasivos. Un claro ejemplo de ello es la crioablación, también llamada crioterapia o criocirugía, esta opción ofrece la posibilidad de destruir el cáncer a través de la exposición al frío.

¿Qué es la crioablación?

La crioablación es un proceso bastante sencillo. Consiste en exponer el tejido enfermo y células cancerosas a temperaturas supremamente bajas para que las células y el tejido se congelen y posteriormente sean destruidos. De esta forma son eliminados en su totalidad. Este tipo de tratamiento no es invasivo.

Todo el proceso depende de unas agujas llamadas crisondas las cuales harán fluir en ellas nitrógeno líquido o gas de argón a una alta presión y a temperaturas muy frías. Estas agujas son aplicadas en el área que está afectada hasta congelarla y deshacerse de las células cancerosas en los pacientes con cáncer de mama.

Antes de comenzar con esta terapia, el paciente debe hacer ciertos cambios para que el organismo logre adaptarse y no rechace el tratamiento. Estas son indicaciones que el profesional encargado del tratamiento dará de forma oportuna.

Tres beneficios de la crioablación para el cáncer de mama

Es un tratamiento rápido

El tiempo de recuperación es muy corto. Al ser un tratamiento poco invasivo no es necesaria la hospitalización, pues, solo será necesario asistir al centro médico donde el paciente se atiende, donde se le realizará el procedimiento en un día.

Es más accesible

Es una alternativa considerablemente menos costosa que terapias que pueden durar años, donde el paciente se  somete a procesos químicos como lo son la quimioterapia y la radioterapia.

No es doloroso

Además de no generar incomodidades, es bastante preciso. En la mayoría de los casos funciona perfectamente.

¿La crioablación puede curar el cáncer de mama?

Aun no existe suficiente información respecto a este tratamiento, así como a los resultados que se pueden tener a largo plazo dado a que esta es una técnica de reciente data. Sin embargo, los pacientes que no logran extirpar el tumor de manera quirúrgica recurren a esta alternativa, la cual, hasta ahora ha presentado resultados favorables en la mayoría de los casos.

Otras patologías que pueden tratarse con esta alternativa:

A parte de ayudar con el cáncer de mama también se pueden tratar enfermedades como:

  • Tumores en piel
  • Lunares precancerosos
  • Nódulos
  • Papilomas cutáneos
  • Pecas
  • Cáncer de próstata, de hígado, de cerviz

Este tratamiento también se suele aplicar para tratar durezas, sin importar en que parte del cuerpo se encuentren. Aunque aún es pronto para tener un veredicto, la crioablación se vislumbra como una opción alentadora para muchos casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: