Técnicas de estudio

Técnicas de estudio para ser más productivo

Es algo común que los estudiantes de cualquier etapa tengan algunas dificultades para conciliar los estudios en épocas de examen o final de semestre, cuando la carga de labores se hace mayor. En estos momentos, ser productivo es fundamental y, para ello, es necesario aplicar técnicas de estudio que favorezcan la concentración y el aprendizaje, como música para estudiar y otros trucos.

Entre algunas de las claves y reglas que deben seguirse en estos momentos, encontramos el llevar una agenda clara y organizada, además de evitar todo tipo de distracciones por lapsos de tiempo prudentes.

También existen muchas técnicas de estudio y trucos de alto valor para conseguir acelerar el aprendizaje y ser más productivo. Esto puede ser útil también para las personas que tienen trabajos creativos en los que requieren altas dosis de concentración, como ocurre con los redactores, periodistas, investigadores, diseñadores gráficos y todos aquellos que pasan horas frente al ordenador.

Toma apuntes de manera organizada

Algunas personas tienen una mayor capacidad de retener información que otras. Pero, aun cuando seas uno de los aventajados que goza de una memoria envidiable, no es bueno dejar todo a cargo de la mente.

Tomar apuntes de manera organizada

En clase y a lo largo del día es buena idea tomar apuntes y organizar las ideas. Las explicaciones del docente suelen ser de gran ayuda para entender mejor los temas cuando estudiamos en casa y además, el tomar apuntes favorece el proceso de fijar la información.

Escucha música mientras estudias

Para muchos puede ser una idea descabellada, pero para un amplio grupo de personas los sonidos musicales pueden favorecer la concentración y acelerar el aprendizaje. Por supuesto, no se trata de escuchar cualquier clase de música, ya que algunas canciones producen un efecto estresante, totalmente negativo para momentos de estudio.

Existe música para estudiar cuyos ritmos favorecen la concentración, mantienen la actividad cerebral y tienen la capacidad de generar un estado de ánimo positivo, ideal para absorber despertar la creatividad. Chill Out, New Age y Clásica son excelentes alternativas.

Mantén la hidratación

El cerebro se compone 80% de agua, por lo cual el consumo de bebidas isotónicas y agua mineral es perfecto para mantener los niveles de concentración, sobre todo durante jornadas intensas de estudio.

Existen bebidas que causan efecto contrario como la cafeína, que si bien causa mejoras en la concentración en el corto plazo, unas horas después conduce a somnolencia y crea un ciclo de abstinencia. Evita las bebidas con exceso de azúcar, las gaseosas, los estimulantes y la cafeína, opta por agua o bebidas isotónicas, con adición de vitaminas y minerales.

Toma descansos frecuentes

La saturación puede causar un efecto contrario al deseado. Cuando el cerebro se encuentra agotado, la memoria se ve afectada y tendremos una concentración deficiente así como una capacidad de análisis deplorable, todo lo cual puede desencadenar ansiedad y preocupación excesiva.

Tomar descansos a intervalos regulares se convierte en una válvula de escape que alivia la presión. Prueba tomar una siesta corta, respirar profundo, tomar el sol durante unos minutos o, incluso, jugar a algún videojuego durante unos minutos para mantener el equilibrio mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: