Maestro de las barbacoas

Trucos imprescindibles para convertirte en el maestro de las barbacoas

Realizar una barbacoa en casa, disfrutando de la compañía de familiares y amigos es una de las actividades más típicas del verano, cuando las temperaturas aumentan y se vuelve más cómodo estar en el jardín tomando un poco de aire fresco.

Si eres uno de los muchos que organizará una barbacoa, te conviene mucho conocer algunos de los trucos que hemos preparado para ti, los cuales son imprescindibles para convertirte en un verdadero maestro de las barbacoas.

Lo primero que debes considerar es que necesitas organizar a la perfección cada detalle, sin dejar nada al azar.

¿Cuántos invitados tendrás?

Necesitas una cifra clara de la cantidad de asistentes, es la única forma de adquirir la carne y todo lo necesario para su preparación.

Por persona se debe calcular unos 400 gr de carne, incluyendo chorizo, alas de pollo, panceta y la carne que vayas a colocar sobre la parrilla.

La barbacoa perfecta

Para lograr carne con la textura, color y sabor adecuado, necesitas contar con una estufa adecuada.

Tienes diferentes alternativas. Puedes realizar la barbacoa de forma tradicional, en base únicamente a brasas maduras, pero debes tener en cuenta que esta es la forma que mayor cantidad de trabajo demanda, ya que es necesario mantener encendida la brasa, acumularla y mantenerla a la temperatura adecuada.

La segunda opción es conseguir una barbacoa y estufa de gas que te permita simplificar el proceso, con resultados igual de excelentes. Los modelos más avanzados cuentan con múltiples quemadores y termómetros que te ayudarán a mantener la temperatura perfecta.

Preparación de la carne

El secreto de una barbacoa perfecta es la preparación de la carne. Condimentar la carne y dejarla macerar un poco, frotando con hierbas aromáticas, ajo en polvo, sal, pimienta y otras especias dará un sabor especial a cada bocado.

La carne debe permanecer en el refrigerador absorbiendo los aromas y sabores durante varias horas. Antes de ir a la parrilla, es necesario que se encuentre a temperatura ambiente, por lo que puedes colocarla cerca del área de cocción pero sin dejar que entre en contacto directo con el calor o causarás sobre-cocción.

Los marinados y adobos son la clave para convertirte en un maestro de la barbacoa. Aunque en las tiendas suelen vender preparados ya listos, si te gusta la cocina quizás tengas tu propia fórmula secreta o una receta familiar que te encante.

Cuida los tiempos de cocción

Asar carne requiere de atención a los detalles, principalmente concentrarse en contabilizar el tiempo que la carne permanece en las brasas y el orden en que la vamos colocando, de modo que se cocine correctamente por ambas caras sin que quede excesivamente seca o esté tan poco tiempo sobre el calor para quedar cruda.

Aperitivos adicionales

La carne necesita de acompañantes, de modo que puedes preparar ensaladas y otras guarniciones o aperitivos para complementar y conseguir que la propuesta de menú sea equilibrada y todos terminen satisfechos con el resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: