Vinoteca en el hogar

Ventajas de crear una vinoteca en el hogar

Contar con una vinoteca integrable en el hogar resulta posible. Al fin y al cabo, una vinoteca constituye una nevera frigorífica destinada a mantener en su temperatura ideal al vino. Las hay de diferentes tamaños y con distintas regulaciones. Y, dado que poseen la capacidad de enfriar y calentar, el vino envejecerá a lo largo del tiempo de forma óptima. Asimismo, se conserva a la perfección tanto vino blanco como tinto. Se recomienda una temperatura de entre 10 y 12 grados. Para ello, en función del modelo, se usa un semiconductor o un compresor de refrigeración.

Principales ventajas de una vinoteca integrable

Al guardar las botellas en forma horizontal, en vez de en vertical, se mantiene el corcho húmedo. Además, se evitan los malos olores y se alcanza una excelente humedad relativa en el interior de la nevera. Se protege igualmente al vino de la luz, así como de posibles vibraciones. También, en virtud de la capacidad económica del usuario, se puede optar por neveras de una o dos temperaturas. Así, con una vinoteca 2 temperaturas, se alcanza una temperatura mínima de hasta 5 grados, a pesar de unos 35 grados externos.

Requerimientos básicos de neveras para vinos

Por tanto, lo ideal para conservar en una temperatura óptima los vinos reside en disponer de una vinoteca 2 temperaturas. De este modo, se pueden regular las botellas a una temperatura de entre 5 y 20 grados. El éxito se basa en la existencia de un ventilador activo y de una vibración realmente baja. Tampoco emiten una gran cantidad de sonido, pues apenas superan los 39 decibelios. También resulta interesante decantarse por neveras para vinos hechas de hasta tres vidrios aislantes y con filtro UV. Lo normal es, igualmente, contar con luces led y paneles táctiles.

Nevera de vino

Cómo integrar una vinoteca en el hogar o la oficina

No hace falta disponer de un gran espacio, pues la mayoría de catálogos de neveras para vinos (como las de BODEGA43) se presentan en diferentes tamaños. Las más pequeñas tienen una capacidad de almacenamiento de hasta 12 botellas. Si, por el contrario, se cuenta con un espacio amplio, pueden almacenarse hasta 66 botellas dentro de una nevera compacta. Asimismo, como se presentan en distintos acabados, también pueden integrarse con el resto de la cocina o bien formar parte del salón, por ejemplo. También se puede escoger entre neveras individuales o integrables.

En qué fijarse a la hora de comprar

No obstante, hay que tener en cuenta que las neveras pequeñas emiten un mayor nivel de ruido que las grandes, pues fácilmente alcanzan los 43 decibelios. También el comprador ha de fijarse en que, normalmente, las vinotecas caseras (especialmente las de BODEGA43) poseen una garantía de tres años. Además, todos los frigoríficos son energéticamente eficientes. Disponen, igualmente, de puertas de vidrio resistente a los rayos UV, con mangos de acero inoxidable. Se adquieren en los más prestigiosos comercios dedicados a la venta de vino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: