Bélgica

Bélgica busca sustituir un puente medieval por uno moderno

Parece ser que no hay vuelta atrás: el Gobierno local de la ciudad de Tournai de Bélgica ha decidido derrumbar el histórico Puente de los Agujeros (Pont des Trous) sobre el río Escalda. Este puente ha perdurado por siglos, y actualmente se desea construir un paso más moderno y con más altura en su lugar.

El Puente de los Agujeros es una construcción hecha en el siglo XIII que se ha convertido en todo un referente de la arquitectura medieval belga.

Este puente ha sobrevivido a varios asaltos durante toda su historia: desde la invasión inglesa del año 1340 en plena Guerra de los Cien Años hasta los ataques de la Segunda Guerra Mundial.

Por estas razones parece irónico que la causa de su destrucción o su derrumbe sea una decisión hecha desde una oficina. El Gobierno local aprobó su derrumbe por solo una razón: sus propios intereses económicos.

Los barcos de carga o de mercancía modernos son mucho más grandes que los antiguos, por lo que ahora las embarcaciones nuevas no logran pasar por debajo del Pont des Trous, y por ende, no logran entrar a la ciudad a desembarcar sus inventarios.

Ícono de Bélgica

La ciudad de Tournai está a pocos kilómetros de la frontera de Bélgica con Francia, por lo que este puente sirvió por muchísimos años como la entrada oficial a la ciudad. Como era de esperarse, la ciudad estaba amurallada y el puente es el último vestigio de esto.

También se encuentra a poca distancia del centro histórico de Tournai, donde cayó una bomba durante la Segunda Guerra Mundial el 16 de mayo de 1940, que casi destruyó al puente por completo.

Para mantener su valor histórico se inició su reconstrucción que incluyó una leve elevación para permitir el paso de embarcaciones de mayores dimensiones. Pero antes de dicha bomba ya el Pont des Trous exhibía ciertos impactos de ataques anteriores.

Todo esto le suma a su valor patrimonial. Después de la Catedral de Nuestra Señora de Tournai y del Campanario de la ciudad, el Puente de los Agujeros es el otro ícono que representa la arquitectura medieval que se dio en el país.

Nuevo proyecto

El nuevo proyecto que el Gobierno local planea para sustituir el Puente de los Agujeros no cuenta con ningún puente, sino que solo se trata de un paso para las embarcaciones sobre el río Escalda.

El proyecto consiste en la expansión del corredor del río y de la elevación de la altura para permitir el paso de barcos de mercancía modernos.

Su nuevo diseño es limpio y sencillo, consistiendo de tres arcos simples con estructura de metal, pero esto ha causado polémica e indignación entre los ciudadanos.

El diseño de la nueva construcción ha sido burlado por varios grupos de personas y asociaciones en pro de la cultura. Ha sido llamado como “Puente McDonald” por su semejanza con los arcos dorados de esta cadena de restaurantes.

En el portal change.org existe una petición que pretende parar la destrucción de Pont des Trous y detener la construcción del nuevo paso tildado de decorativo, y ya cuenta con más de 11.000 firmas.

Incluso el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios ha hecho movimientos para preservar el símbolo belga de arquitectura medieval.

La obras de derrumbe del Pont des Trous están pautadas para comenzar a finales del 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: