Camino de Santiago

Consejos para hacer el Camino de Santiago

Una de las rutas de senderismo más famosas que se pueden realizar en nuestro país es el Camino de Santiago, que acoge a miles de peregrinos venidos de todas las partes del mundo cada año.

Si estás pensando en hacerlo por primera vez y no sabes por dónde empezar vamos a darte una serie de recomendaciones, aunque la principal es hacer el camino de Santiago organizado, ya que te evitará algunos quebraderos de cabeza y te facilitará su realización.

¿Cómo prepararte físicamente para el Camino de Santiago?

Si has decidido realizar el Camino de Santiago a pie, pero no estás acostumbrado a hacer deporte, lo más recomendable es que unos meses antes de iniciar la ruta vayas preparando tu cuerpo para ese gran esfuerzo. Abandona la vida sedentaria y comienza a practicar senderismo poco a poco, puedes empezar andando una hora e ir incrementando la duración hasta poder aguantar sin problemas unos 20 kilómetros, que traducido en tiempo son entre 2 y 4 horas, dependiendo del ritmo.

Acostúmbrate a caminar con el mismo calzado que usarás para hacer el Camino de Santiago y no te olvides de hacer ejercicios de estiramientos antes y después de la caminata.

Gracias a esta rutina tu cuerpo se irá acostumbrando a ese ejercicio físico y evitarás cansarte demasiado y sufrir algún tipo de lesión, además, tus músculos y articulaciones se adaptarán a los largos recorridos a pie.

¿Cuál es el mejor camino?

Para la primera vez, lo mejor es que hagas un camino con un trayecto corto, que no comprenda demasiados kilómetros. Puedes optar por hacer una parte del Camino Francés que va de Sarria a Santiago de Compostela, consta de 111 kilómetros y se se divide en 5 etapas, por lo que podrás realizarlo en unos pocos días. También tienes otras opciones como el Camino Portugués o el inglés.

¿Qué llevar en el Camino de Santiago?

Lo más importante que debes saber es que vas a tener que cargar en tu mochila con el peso de todo lo que lleves, por eso hay que ceñirse a lo estrictamente imprescindible y no llevar cosas superfluas. Es importante que lleves un recambio de zapatillas de deporte, mudas de ropa interior y calcetines, un botiquín en el que no falten las medicinas y las tiritas, protector solar, una linterna, artículos de aseo, toalla, bañador y gafas de sol. La comida y el agua puedes comprarla durante el camino, pero no te olvides de llevar una cantimplora.

¿Cuándo hacer el Camino de Santiago?

Aunque la tradición indica que la época para realizar el Camino de Santiago es el mes de julio, también es cierto que es una fecha donde se concentra el mayor número de peregrinos, por lo que puedes tener dificultades para encontrar hospedaje, ya que los albergues pueden quedarse sin sitio.

Otro de los factores que pueden hacerte decidirte por una época u otra es la climatología, por lo que si no quieres que haga mucho calor, puedes optar por hacer la ruta en primavera o al final del verano, ya que disfrutarás de unas temperaturas más suaves, sin un excesivo frío o calor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: