cucarachas

China: la nueva forma de eliminar residuos urbanos

Un problema que ha traído el gran desarrollo económico de China ha sido la expansión de sus zonas urbanas. A su vez, esta expansión ha traído como consecuencia la producción de mayor cantidad de basura y desechos de los que pueden ser recogidos en los vertederos. Por eso, han desarrollado una nueva forma de eliminar los residuos urbanos orgánicos con el uso de… ¡cucarachas!

La solución delante de nuestros ojos: las cucarachas

Cucarachas, nuestras viejas conocidas

¿Quién no ha pegado un salto por conseguir repentinamente una cucaracha? Estos «poco agraciados» insectos pueden aparecer en supermercados, restaurantes y cualquier cocina de casa. Las definen científicamente como «omnívoras» y «carroñeras». Es decir, que no le hacen el feo a nada que sea un residuo de origen orgánico, ¡justo lo que se necesita!

 El proyecto para eliminar residuos urbanos

La compañía Shandong Qiaobin Agricultural Technology Co. desarrolló un proyecto basado en la forma de alimentarse de estos insectos para su utilización a gran escala. Lo lleva a cabo con los residuos urbanos orgánicos que se producen en la ciudad de Zhangqiu, provincia de Shandong, al este de China.

Diariamente, ingresan a la granja unas 15 toneladas de residuos de alimentos, que van a ser procesados por unos 300 millones de cucarachas que se cultivan en instalaciones adecuadas. Ofrecen así una alternativa biotecnológica, no contaminante, para resolver parte del problema de la basura.

Conozcamos a las protagonistas

La especie que están utilizando es Periplaneta americana, conocida de forma común como cucaracha americana. Esta especie presenta características adecuadas para llevar a cabo el trabajo sucio: se reproduce rápidamente, tiene un ciclo de vida considerado largo para un insecto y la capacidad de devorar una gran cantidad de desperdicios.

¿Cómo funciona la granja?

La granja de cucarachas de Shandong les ofrece las condiciones adecuadas para vivir. Se disponen tableros de madera en celdas que mantienen condiciones cálidas y húmedas, casi en oscuridad total. Estas condiciones son óptimas para el mantenimiento adecuado de los insectos, asegurando que conserven su apetito. Antes del amanecer, llegan los residuos urbanos orgánicos que alimentarán a las cucarachas a través de una red de tuberías. Para evitar posibles desastres ecológicos –¡y hasta psicológicos!–, la granja está rodeada por un foso con agua y peces que se alimentarían de las cucarachas.

Beneficios colaterales de la nueva forma de eliminar residuos urbanos

Antiguamente, los residuos orgánicos eran utilizados como alimento para animales, principalmente cerdos. Sin embargo, desde hace unos años, existe en China una prohibición del gobierno para su uso debido a los problemas con la fiebre porcina. La compañía china también consiguió una solución al respecto, pues las cucarachas son una forma ecológica de transformar los residuos en alimentos proteicos para los animales.

Por ahora, ya comercializan los insectos como alimentos de peces después de realizarles todo un tratamiento de desinfección. Tampoco descartan su producción como materia prima para la industria farmacéutica en China, que ha utilizado tradicionalmente a las cucarachas como cura para algunos males.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: