Cera depilatoria

Depílate en cualquier momento y sin quemaduras

La depilación en verano es aún más habitual que en invierno. Por lo que es conveniente que sepamos cómo realizarla correctamente, a fin de evitar daños en la piel y quemaduras de cualquier tipo. Cuando usamos cera depilatoria es posible que ocurran accidentes inesperados por falta de experiencia al usar el fundidor de cera. 

Es por ello que enseguida te daremos algunos tips para que logres depilarte en cualquier momento de una forma segura y libre de quemaduras

Elegir el fundidor de cera ideal 

Este es el primer paso para conseguir una depilación con cera totalmente segura. Lo mejores modelos son aquellos que cuenta con control digital para graduar la temperatura, de modo tal que puedas seleccionar el grado de calor adecuado, de acuerdo a la temperatura de tu piel.

Selecciona una excelente cera depilatoria 

Aun cuando el fundidor de cera juega un rol fundamental en el proceso de depilación, es correcto seleccionar una cera que además de realizar su función de retirar el vello de raíz, sea un producto cuya fórmula haya sido mejorada; a fin de proporcionar el menor daño posible en la piel, a la vez que le proporcione hidratación. 

Una cera a base de aloe vera será la opción ideal para un cuidado perfecto de la piel y una depilación perfecta.  

Gradúa la cera en la temperatura ideal 

Debes tener mucho cuidado con la temperatura de la cera y verificar que se encuentre en un nivel adecuado antes de aplicarla en la piel, para evitar lesiones. Esto se logra conociendo las temperaturas necesarias para realizar el proceso de forma exitosa. 

Si bien la cera depilatoria necesita de temperaturas elevadas para derretirse por completo, es necesario que la dejes enfriar un poco antes de aplicarla en la piel. Por lo tanto, si has configurado tu fundidor de cera en 50 o 60 °C, debes esperar que baje a unos 42°C, que es la temperatura máxima a la cual debe estar para no ocasionar lesiones. De lo contrario, es  probable que expongas a quemaduras. 

Toma las precauciones de cuidado de tu piel antes y después de la depilación 

Para lograr una depilación excelente y sin mayores riesgos, es necesario que tomes ciertas precauciones, tanto antes, como después de realizar el proceso. Esto se debe a que la piel debe estar preparada y se debe cuidar, para que esta rutina de belleza no se convierta en un dolor de cabeza. 

  • No es recomendable hacer depilaciones con un periodo menor a 3 semanas desde la última depilación, ya que la piel puede estar sensible. 
  • Antes de empezar la depilación, debes asegurarte de que la piel esté limpia. De esta manera será más fácil retirar el vello con una sola aplicación. 
  • Una vez completes la depilación, debes evitar usar productos irritantes a base de alcohol; y en cambio aplicar algún hidratante a base de aloe vera. 
  • No exponer la zona depilada a la luz solar, por lo menos en las próximas 12 horas. De ser posible, espera hasta 48 horas para asegurarte que el enrojecimiento y sensibilidad de la piel hayan desaparecido por completo. 

Con estos prácticos consejos, será posible que puedas depilarte en el momento en que sea necesario, de una manera segura y sin ningún tipo de riesgos a quemaduras o lesiones en la piel. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: