Copa menstrual

La copa menstrual es ahora más fácil de colocar

Las copas menstruales han ido ganando mucha popularidad, especialmente entre aquellas mujeres que han comprendido el impacto que el uso de productos de higiene femenina provoca al medio ambiente. Sin embargo, la mayor inquietud de muchas usuarias se refería a la dificultad de colocarlas, ya que suele ser un poco incómodo al principio.

Pero este ya no será un problema, ya que ahora es posible hacerlo de manera más sencilla, gracias a los nuevos modelos de copa menstrual con aplicador

Facilidad de aplicación ¡Problema resuelto!

Una de las grandes desventajas que comentan las mujeres que optan por usar la copa menstrual, es que les tomaba hasta 4 meses adquirir la habilidad de colocarla y retirarla correctamente. Esto representa un gran número de intentos, sin tomamos en consideración las veces que se debe repetir el procedimiento por cada periodo menstrual. 

Por ello, muchos fabricantes han optado por buscar métodos para hacer más fácil este procedimiento. La solución la han conseguido, basándose en los aplicadores ya conocidos que se usan para insertar los tampones. 

Habitualmente, para colocarse una copa menstrual es necesario doblarla en forma de “C”, “S” o “V”, y posteriormente introducirla hasta que llegue a su punto. Esto muchas veces es complicado, ya que la silicona tiende a desdoblarse y hace más difícil la inserción. 

El nuevo modelo de copa menstrual con aplicador es muy práctico, ya que actúa como un gancho, que sostiene la copa en una posición cerrada. De esta manera es más sencillo introducirla, y finalmente, cuando esté colocada en el punto exacto, solo debes presionar la parte posterior del aplicador para que la copa se libere en el interior de la vagina. 

Esto ha significado un avance para este tipo de productos de higiene femenina, los cuales ahora no solo ofrecen todas las ventajas de durabilidad y sostenibilidad que los caracteriza, sino que además elimina una de las razones por las que muchas mujeres optaban por usar otros métodos. 

Consideraciones a la hora de comprar una copa menstrual con aplicador

Lo primordial será tomar en cuenta el tamaño ideal para ti. Esto permitirá que logres una máxima comodidad y que la copa cumpla con su función a cabalidad. 

La selección del tamaño correcto es variable de acuerdo a las características propias de cada mujer; pero usando una guía sencilla podrás elegir el tamaño que se adapte a la perfección a ti.  

La copa menstrual con aplicador se comercializa habitualmente en 3 tamaños, que son pequeño, mediano y grande. La mayoría de fabricantes emplean las letras S, M y L para definir estas tres medidas; aunque otros ofrecen sus productos en función a la capacidad en ml. 

En el caso de las mujeres que han tenido múltiples partos vaginales o aquellas que presentan un sangrado abundante, lo indicado es la medida grande. El tamaño mediano está indicado para mujeres que superen los 30 años o aquellas que hayan tenido partos por cesárea; mientras que el tamaño pequeño es ideal para mujeres que no han dado a luz y para aquellas que presentan un sangrado leve.

¿Dónde comprar la copa menstrual con aplicador?

Este es un producto de venta en diversos comercios y tiendas. Aunque una modalidad que resulta bastante cómoda para los clientes es  la compra a través de alguna farmacia Online, ya que se puede elegir el modelo adecuado y el despacho se realiza directamente hasta la dirección que se indique.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: