Evita el dolor de espalda con ejercicios específicos

Evita el dolor de espalda con ejercicios específicos como el estiramiento del piramidal

Malas posturas, lesiones, cargar peso de forma inadecuada, llevar una vida sedentaria en exceso, una rutina de ejercicios, tal vez, demasiado intensa… las causas que pueden hacer que sientas dolor en la zona de la columna vertebral, puede tener orígenes distintos, pero un programa de entrenamiento personal, bien dirigido, siempre puede ayudarte a aliviar esas molestias consiguiendo que, de manera progresiva, recuperes tu salud y bienestar.

Existen diferentes patologías que provocan dolor en la espalda. Algunas se manifiestan en forma de dolor o agarrotamiento muscular generalizado y otras se centran en un punto concreto, frecuentemente en la zona de los glúteos y cara posterior del muslo. Cuando las molestias se concentran justo ahí, se habla de síndrome piramidal y de ciática. En la mayoría de los casos, esa “corriente” de dolor, que puede incluso llegar a dificultar el normal movimiento, parece descender desde la parte baja de la espalda, hasta casi alcanzar la rodilla tras recorrer el muslo. Su origen está en una contracción involuntaria del músculo piramidal, que forma parte de la musculatura profunda de la articulación de la cadera.

¿Qué puedes hacer si sufres este dolor que afecta a tu espalda y a tu columna?

Establecer un programa de entrenamiento dirigido, que combine los estiramientos con ejercicios que ayuden a incrementar la fuerza y la resistencia de la musculatura afectada, es básico para una buena recuperación, que te permita volver, cuanto antes, a tus rutinas de entreno.

El estiramiento piramidal es un ejercicio clave para eliminar ese dolor que conocemos como ciática, porque es el nervio ciático, “aprisionado” por la musculatura que lo rodea y que se encuentra contraída, el que lo provoca.

Entendiendo lo que ocurre, la solución está en hacer un ejercicio idóneo, como es el estiramiento piramidal, y llevarlo a cabo con un equipo específico que permita la elongación muscular de la manera más segura y sin riesgo de lesiones.

Un gimnasio especializado en terapias de espalda que cuente con las maquinas apropiadas y que pueda ofrecerte estos programas individuales de ejercicios, bajo la supervisión de un fisioterapeuta, es una opción que debes tener en cuenta, a la hora de encontrar el alivio que necesitas. Aunque, en principio, parezca contradictorio, por el incremento en la sensación dolorosa que puedes experimentar al iniciar la sesión, el ejercicio es la mejor “medicina” para que tus músculos dejen de estar contraídos y en tensión y tú consigas deshacerte de esas molestias que sufres incluso estando en reposo.

El estiramiento piramidal, unido a otros ejercicios de fuerza, que se adapten a tus necesidades y a tu nivel de forma física, logrará, por un lado, eliminar el dolor de espalda y, por otro, reforzar toda el área lumbar, tonificando esa musculatura que resulta esencial para la protección de la delicada estructura ósea que es nuestra columna vertebral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: