aromaterapia

Todo acerca la aromaterapia

La aromaterapia es una práctica relajante que nos ayuda a desestresarnos mientras empleamos esencias naturales, las cuales actúan como método de curación gracias a los efectos producidos por sus aromas.

La aromaterapia se puede usar para quitar el estrés, para revitalizar y energizar porque sus propiedades, según sea su función, puede generar tranquilidad o más energía.

Esta alternativa es muy beneficiosa y hasta ahora no se ha registrado ningún efecto secundario. Las personas usualmente la aplican a través de masajes relajantes o baños con sales marinas y aceites esenciales dependiendo de lo que se quiera lograr.

Modos de empleo

Los aromas se extraen de la naturaleza, se utilizan plantas, hierbas e incluso de la corteza de algunos árboles. Estos aromas pueden mejorar tu salud y la forma en la que te sientes. Se dice que puede aliviar enfermedades, malestar físico y equilibrar nuestras emociones.

Es muy importante saber que este método alternativo no reemplaza la medicina tradicional y de hecho la acompaña, para que de esta forma los resultados sean más rápidos y prolongados. También ayuda a que lleguemos a la raíz de nuestro problema de salud, es decir, indagar en el por qué emocional para saber el ahora de nuestras dolencias físicas.

Investigaciones previas confirman que la aromaterapia activa nuestro sistema límbico, esto influye en nuestras emociones y recuerdos. Estimulándola de la manera correcta nos podremos sentir bastante bien.

Se puede aplicar de distintas formas como inhalación, masaje, baños, cataplasmas y uso interno.

Fragancias de aromaterapia y sus funciones

Bergamota:

Es un estimulante natural, revitaliza y refresca. Normalmente es usado para curar la depresión y la ansiedad, se dice que puede ayudar con los trastornos alimenticios.

Geranio:

Equilibra y estimula, es utilizado para calmar los síntomas de la menstruación. Levanta el ánimo, nos pone de buen humor y calma todo el sistema nervioso.

Jengibre:

Su principal función es relajar, ayuda con los problemas digestivos y gástricos, mejora la circulación de nuestra sangre y puede curar gripes y resfriados.

Pomelo:

Estimula y equilibra. Permite que nos conectemos con nuestra paz interior. También es utilizado para sanar problemas con nuestro sistema respiratorio

Lavanda:

Ayuda a relajar. Combate dolores de cabeza, se utiliza para regular los niveles de estrés y ansiedad y es muy conocido como sanador de quemaduras y picadas.

Limón:

Estimula la concentración y el rápido aprendizaje, desestresa y alivia. También es utilizado para la circulación.

Menta:

Es digestiva y es descongestionante. Se utiliza para curar los refriados y gripes fuertes, también trabaja con la parte estomacal y el tracto gastrointestinal.

Sándalo:

Es afrodisíaco, relaja y purifica. Se utiliza para mejorar nuestros problemas de índole emocional y equilibrar nuestro cuerpo y espíritu.

Romero:

Alivia todas las dolencias musculares y mejora enormemente la circulación de nuestra sangre. Estimula el apetito y ayuda con la digestión.

Ylang ylang:

Ayuda con los problemas del aparato reproductor, tanto masculino como femenino, ayuda a tratar la depresión y se utiliza para calmar los ataques de pánico.

Estas son algunas de las propiedades de la aromaterapia y las esencias que más se usan para tratar a los distintos pacientes. Si no lo has intentado te invitamos a que lo pruebes y experimentes los cambios que generará la aromaterapia en cuerpo y alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: