La vitamina C y la gripe ¿verdad o mentira?

La vitamina C se encuentra mayormente en frutas que son cítricas. Desde hace muchos años se ha recomendado consumir estas frutas porque tienen las propiedades necesarias para combatir enfermedades o patologías como escorbuto o gripe.

También se ha investigado que esta vitamina contribuye a que nuestro sistema inmunológico funcione de forma óptima, el buen trabajo de los glóbulos y la síntesis del colágeno. Es supremamente necesario emplear el consumo de la vitamina c para tener una excelente salud.

Hasta ahora se sigue investigando todos los beneficios que tiene como un potente antioxidante y también el primer antibiótico natural que se descubrió.

La vitamina C y la gripe

El consumo de vitamina C ciertamente nos puede ayudar con muchas cosas y una de ellas es curarnos más rápido de la gripe y resfriados. Aunque no la cura si acelera el proceso de sanación.

Esto sucede gracias a los linfocitos, estos son células que protegen nuestro organismo y lo defienden de cualquier amenaza externa. Sucede que los linfocitos “recargan sus baterías” con la Vitamina C que consumimos, la cual les permite defendernos cada vez que este se encuentra bajo amenaza.

Los suplementos que contienen esta vitamina y que ingerimos
a diario disminuyen considerablemente la duración del resfriado común, ayudando a que que la mejoría sea casi inmediata.

Lo más interesante que debemos tomar en cuenta es que normalmente al consumir una vitamina en exceso nos trae consecuencias negativas. Esto ocurre con casi todas, pero no con la vitamina C, esta es siempre expulsada y no se ha registrado nunca un efecto negativo.

Patologías que aparecen cuando no consumimos Vitamina C

La falta de Vitamina C en nuestro organismo nos puede dejar desprotegidos y expuestos a todo tipo de deficiencias inmunológicas. Un ejemplo de ello es la anemia, el sangrado de encías, la imposibilidad de combatir infecciones, y una mayor dificultad para cicatrizar nuestras heridas.

También su ausencia produce que nuestro cabello esté muy reseco. Pueden aparecer hematomas en nuestra piel y sangrado en la nariz sangra. Se aumenta de peso, la piel se reseca, nuestras articulaciones se inflaman y el esmalte de nuestros dientes se va debilitando.

Alimentos que contienen Vitamina C

Todas las frutas, los vegetales y verduras que comemos tienen vitaminas, a continuación te dejamos una lista con los alimentos que la contienen en mayor cantidad:

  • Limón
  • Naranjas
  • Toronjas
  • Melón
  • Kiwi
  • Mango
  • Papaya
  • Piña
  • Fresas
  • Moras
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Pimientos
  • Espinaca
  • Repollo
  • Papa
  • Tomates

Estos son algunas de las fuentes más potentes en la naturaleza. Tenlas a la mano y aumenta su consumo para que tus defensas estén altas.

Se recomienda que su consumo sea diario, la cantidad de Vitamina C depende siempre de diversos factores como la edad o si sufrimos de alguna enfermedad. Esta vitamina es sumamente importante y la mejor forma de llevar una vida sana es consumiendo todos los alimentos antes mencionados para llevar una vida sana y balanceada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: