círculo polar ártico

2018, el peor año para el círculo polar ártico

El círculo polar ártico es el paralelo más septentrional de la Tierra, delimitando la zona polar ártica. Esta línea imaginaria atraviesa Estados Unidos, Canadá, Dinamarca, Islandia, Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia.

Las condiciones climáticas y astronómicas que presenta la hacen única para la observación de fenómenos naturales espectaculares. Sin embargo, es también una de las zonas más frágiles para responder al cambio climático…

Maravillas naturales en la zona polar ártica

Noches y días eternos

En esta zona, durante el verano, en fechas cercanas al solsticio, ocurre el llamado Sol de medianoche, cuando el astro rey puede observarse durante días enteros. Por el contrario, durante el invierno, ocurre el fenómeno de la noche polar en aquellos días en los cuales no sale el Sol.

Auroras boreales

La zona delimitada por este paralelo es conocida también por las auroras boreales. Este fenómeno atmosférico es producido por la colisión de partículas eléctricas presentes en la atmósfera alta, generando la luz que se observa.

Mucha agua, pero congelada

La zona polar ártica se encuentra cubierta de agua casi en su totalidad. Pero no es agua en estado líquido; la mayor parte está congelada. Los glaciares y los icebergs, característicos de las zonas polares, son las mayores reservas de agua dulce del planeta.

¿Qué pasó en el año 2018?

Calor y sequía en el 2018, el peor año para el círculo polar ártico

Durante el verano de 2018 se produjeron temperaturas extremadamente altas en el hemisferio norte, sobre todo en las zonas templada y ártica. La Organización Meteorológica Mundial reportó temperaturas hasta 10 °C más altas que las promedio en latitudes cercanas al círculo polar ártico, llegando a alcanzar los 30 °C. En Laponia, conocida por ser el «hogar de San Nicolás» y por los renos, la nieve y las auroras boreales, se alcanzaron temperaturas de hasta 33 °C.

Además, las temperaturas anormalmente altas y la baja precipitación incrementaron el riesgo de incendios. Suecia fue uno de los países más afectados por fuegos intensos y de gran extensión. Se reportaron 44 incendios a todo lo largo del país nórdico, alcanzando las zonas cercanas al círculo polar ártico. La gravedad del desastre fue tal que el gobierno sueco se vio en la necesidad de pedir ayuda a países vecinos para el control del fuego.

Las consecuencias del calor extremo en el 2018, el peor año para el círculo polar ártico, comienzan a verse. El efecto sobre la agricultura, el derretimiento de los glaciares y el aumento del nivel del mar son solo algunos de los daños que se han comenzado a observar y no parecen detenerse… por ahora.

Frecuentemente, los especialistas asocian los eventos de variaciones anormales de la temperatura y las precipitaciones intensas con el cambio climático. Sin embargo, no se atreven a atribuirle los episodios de calor y sequía ocurridos específicamente en el año 2018. Lo que afirman es que se alinean con la tendencia general producida por el aumento constante en la concentración de los gases de efecto invernadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: