Proyecto Hombre a Marte en bancarrota

Durante la primavera del año 2015 el proyecto Mars One impulsado originalmente por el emprendedor holandés Bas Lansdorp alcanzó una gran popularidad al ser un proyecto que prometía la instauración una colonia humana en Marte para el año de 2027.

El proyecto no alcanzó un gran revuelo solo por sus altas expectativas. También fue objeto de disputa debido a los múltiples inconvenientes que se le objetaron desde la propuesta inicial.

Los inconvenientes financieros, técnicos y entre estos últimos, de supervivencia, aún no han sido superados por  la fundación Mars One. Adicionalmente, la última noticia respecto al proyecto está referida a la insolvencia económica de una de sus empresas, la Mars One Ventures Ag.

Insolvencia económica de Mars One Ventures Ag

El proyecto Mars One parece estar finalmente liquidado. Sin embargo, Lansdorp ha puntualizado que la insolvencia economica solo atañe a la empresa Mars One Ventures Ag.

Según el propio Lansdorp, la empresa había incurrido en infracciones en el 2017 respecto al número de acciones permitidas.

Al incumplir con las normas del mercado, la empresa fue sancionada con la suspensión de sus cotizaciones en la Bolsa de Frankfurt.

Se trató de un duro golpe al proyecto Mars One. La estocada final la dio el tribunal suizo de Basilea-Stadt al declarar el concurso de acreedores.

Más barato que la Nasa pero sin garantía de retorno

Una de las cualidades del proyecto Mars One, a pesar de su elevado costo, fue el relativo abaratamiento que presenta con misiones emprendidas por la nasa.

Con un capital de 6.000 millones de dólares (5.312 millones de euros) la empresa promete colonizar marte para el año 2027. Por su parte, la nasa con un presupuesto seis veces más grande, plantea con muchas reservas, colonizar el planeta rojo para el año 2039.

Las diferencias son del cielo a la tierra. Mientras que el proyecto Mars One no contempla retorno el proyecto de la nasa sí que lo toma en cuenta. Tal consideración eleva enormemente su costo.

Sin embargo, el no retorno es tan solo uno de los puntos flacos del proyecto Mars One. Veamos el resto de inconvenientes que los expertos han señalado.

Un proyecto lleno de inconvenientes

Al proyecto se le han señalado sus problemas de financiamiento desde sus inicios. El aventurero Landsdorp arguyó a favor de la empresa el hecho de que se trataba de un viaje sin retorno. Sin embargo, tal defensa lejos de generar confianza, trajo consigo muchas más dudas.

Por otra parte, científicos estudiantes del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) han debatido los cálculos del proyecto en lo relativo a la producción de alimentos.

Considerando que el viaje no tiene retorno, enviarlos sin tener tal problema técnico solventado sería una gran irresponsabilidad. Según argumentan los científicos del instituto, la tripulación moriría a los 67 días de haber llegado al planeta.

Por último y como otro factor técnico sin resolver, está el problema de la radiación. Aún desde la fundación Mars One no se han pronunciado sobre este punto particular, por lo cual se sospecha que tampoco han hallado una solución satisfactoria.

Vale acotar que la radiación de un año de sol en la tierra, equivale a la radiación de 3 días en marte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: