Crédito rápido y sin aval

Pide ahora un crédito rápido y sin aval

La banca tradicional no siempre responde a las necesidades que tienen sus clientes porque sus productos financieros no han sido actualizados. Por otro lado, están los nuevos créditos online, que son perfectos para pedirlos en situaciones de emergencia y sin tener que cumplir casi ningún requisito ni presentar aval.

Si necesitas conseguir créditos ahora, la manera más sencilla y conveniente es solicitarlos a través de internet. Estos préstamos se caracterizan porque se aprueban de forma extremadamente rápida, y en pocos minutos, ya tienes el dinero que solicitaste en tu cuenta, sin tener que realizar papeleos.

Estos créditos están pensados para satisfacer necesidades puntuales, por lo que los importes que puedes conseguir de esta manera son algo bajos en comparación a otros servicios bancarios. Sin embargo, cumplen a la perfección esta función por la urgencia con la que los préstamos son aprobados.

Puedes obtener minicréditos de hasta 5.000 euros en apenas 10 minutos, perfectos para salir de situaciones no previstas que requieren actuar de inmediato. Aunque, incluso puedes solicitar un préstamo de hasta 75.000 euros que se aprobará en menos de dos días, en caso de que requieras un importe mayor.

Ventajas de los préstamos online

Los préstamos de dinero urgente tienen ciertos beneficios que ofrecer a los usuarios que no pueden conseguirlos en ninguna otra institución financiera. Por ello son la primera opción a la que recurren las personas que deben salir del paso de una situación comprometida.

Lo más destacable de este tipo de créditos es que no hace falta presentar nóminas ni pensiones, ni hacer ningún papeleo engorroso en el que se justifique el motivo del préstamo, ni un aval como seguro de que se vaya a pagar. El proceso es cómodo y amigable, y cualquier persona con un DNI puede hacer una solicitud.

Conseguir préstamos online

Además, obtienes exactamente lo que quieres, en lugar de paquetes de productos o servicios financieros adicionales. Con los créditos online se solicita el importe exacto que se está buscando, y no se necesita tener cuentas extras ni tarjetas en ninguna entidad a la que se vaya a realizar la solicitud.

Dónde y cómo pedir préstamos online

Estos créditos se solicitan en sitios web y apps a las que puedes acceder fácilmente. Algunas páginas se encargan de comparar los diferentes préstamos de otros sitios, de manera que puedas hacer la elección que más te convenga. Este paso es fundamental porque debes conocer bien las condiciones del préstamo antes de aceptarlo.

Estos comparadores facilitan en gran medida el proceso, porque además, suelen incluir calculadoras online en algunos de los sitios. De esta manera, puedes calcular cuáles serán los intereses que habrá que devolver según el importe y el tiempo de devolución. Es bueno tener esto en cuenta porque los créditos online tienen la particularidad de tener intereses bastante altos si no se pagan a tiempo.

Por otro lado, están los proveedores de los préstamos. Cada agencia tiene condiciones particulares a la hora de otorgar los créditos, las cuales hay que verificar y revisar con detalle. Algunos proveedores aceptan prórrogas, mientras que otros tienen plazos más cómodos de pago aunque los intereses sean algo más altos.

Si tienes deudas que no puedes pagar, puedes hacer una reunificación de deudas y préstamos negociando con las entidades financieras para pagar una sola cuota de hasta el 80% menos del valor de la deuda. Éste sería un caso muy bueno para pedir un préstamo que será aprobado en menos de 24 horas si la agencia a la que solicitas el dinero no te pide un estado de cuentas, algo de lo que puedes obtener más información en la fuente: Creditosrapidos10min.

Para hacer la solicitud, debes ir a la página web de la entidad que quieres y escoger el importe junto con el plazo máximo de devolución. Lo siguiente es rellenar un formulario con los datos personales y la cuenta a la que quieres que te llegue el dinero. Lo más normal es que te pidan luego una foto del DNI y la cartilla bancaria.

Luego, la empresa se pondrá en contacto contigo en el tiempo que indique la página para notificarte si la solicitud fue aceptada o no. Es raro que las rechacen si son créditos personales pequeños, aunque el proceso es algo más exhaustivo si se trata de un préstamo de mayores dimensiones. Después de verificar todo, te harán la transferencia a tu cuenta bancaria de inmediato, todo este proceso es necesario únicamente para el primer crédito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: