Rusia planea desconectarse de Internet

El gobierno ruso está planificando desconectarse brevemente de internet. Esto en el marco de sus preparaciones ante un posible ataque cibernético masivo por parte de países extranjeros.

La prueba, que planea ser realizada antes del 1 de abril, tiene como objetivo principal confirmar que será posible mantener la operación de los proveedores de internet nacionales ante cualquier intento de aislamiento de la red internacional.

La medida posee sus más importantes antecedentes en los siguientes hechos. En primer lugar, la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) y sus aliados han denunciado con anterioridad a Moscú por instigar ataques cibernéticos.

Ante tal situación, la OTAN ha amenazado a Rusia de aislarla de internet de forma definitiva. A tal antecedente se le suma el hecho de que el año pasado, se aprobó un proyecto de ley denominado Programa Nacional de Economía Digital.

Dicho proyecto requiere como una de sus condiciones, la garantía de que el sistema de internet se mantendrá vigente ante cualquier tipo de interferencia externa.

Servidores raíz para DNS

Un dato de vital importancia es que ninguno de los servidores raíz para DNS se encuentra ubicado en Rusia. Ese es otro factor que ha llevado al gobierno ruso a tomar este tipo de previsiones.

Los servidores se encuentran distribuidos en otras regiones del planeta y actualmente son custodiados por 12 organizaciones. Tal seguridad, no obstante, no es garantía suficiente para el gobierno ruso.

Por otra parte, se le ha objetado a Rusia el hecho de que sí disponen de una gran cantidad de copias del “libro de direcciones”, con el cual el sistema podría seguir funcionando aún cuando se tome una acción punitiva ante el gobierno.

Temores y tensiones

Una de las consecuencias inevitables de la prueba será que toda la información generada en Rusia no podrá traspasar las fronteras, es decir, no podrá ser enrutada hacia la red internacional.

Esto es comprensible desde el punto de vista que el simulacro será realizado para evaluar la operatividad en caso de aislamiento internacional. Aún así, el ensayo no deja de ser preocupante desde un enfoque de libertad comunicacional.

La tensión sobre este tema es tanta que se ha esparcido el rumor de que Rusia intenta establecer un sistema de censura similar al ya existente en China. No obstante, no podemos descartar ni afirmar este juicio, dado que puede presentar claros matices ideológicos.

Diferencias con el sistema chino

A pesar de que se han establecido analogías con el sistema de censura y control de China. El sistema que Rusia ha expresado por adoptar presenta algunas diferencias importantes.

La diferencia esencial consiste en que China ha establecido un cortafuegos permanente. Todo lo que circula en la red china es, en todo momento, supervisado.

En el caso ruso, por otra parte, el sistema de intranet tan solo se activaría ante un hipotético ataque cibernético masivo por parte de fuerzas externas a la nación.

Aunque este hecho se matiza de distinto modo según los intereses ideológicos. Aún no podemos afirmar que se trate de una medida autoritaria, así como no podemos afirmar lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: